Salud mental sigue sin ser prioridad.

Salud mental sigue sin ser prioridad.

Cultura Libre conversó con dos organizaciones que trabajan el tema de salud mental en Nicaragua para abordar el contexto nacional en medio de una crisis sociopolítica, sanitaria y económica.

Escrito por: Redacción Central.

Para las miembros de la colectiva de psicólogas Sanar Nicaragua, el país enfrenta una crisis sanitaria que tiene un enorme impacto en las vidas de los y las nicaragüenses más allá de su salud física. La pandemia producida por el COVID-19 se suma a una previa crisis económica y sociopolítica. En este contexto, la población encuentra pocos o nulos recursos para la expresión de emociones, gestión de la ansiedad, prevención del suicidio y manejo del duelo, esta es una de las razones motoras de nuestro trabajo.

Para la psicóloga “Sol”, integrante del equipo de Psicoaprendizaje; facilitadora de algunos conversatorios sobre autocuido como herramienta política desde Las Subversivas: “El contexto que se vive en Nicaragua acerca de salud mental es grave; anexando a las noticias diarias que alertan de feminicidios, asesinatos, violaciones a menores de edad, violencia generalizada, robos, asaltos a mano armada, acoso callejero y más. A pesar de conocer todo esto, la población sigue resistente a buscar ayuda psicológica o psiquiátrica necesaria para encontrar la verdadera salud, pues, decir que estamos saludables no es solo hablar de problemas físicos y orgánicos sino también de nuestra salud mental”.

¿Cómo podemos autocuidar nuestra salud mental?

Sanar Nicaragua recomienda: “atender lo que sentimos y las reacciones de nuestros cuerpos, abrazarnos, dedicarnos tiempo, apoyarnos de recursos que nos permitan expresar, hablar, escribir, compartir. Comprometernos con el autocuido, pedir ayuda cada vez que sea necesario”.

“Sol” de Las Subversivas invita a las personas a: “Instruirse, romper patrones de conducta, empatizar más con quien pide ayuda. No cansarnos de aprender, cada día, algo nuevo sobre temas de salud mental y evitar pensar “eso no me va a pasar a mí”. Todas las personas somos vulnerables y necesitamos las herramientas para el autocuido; por consiguiente, debemos abrirnos a nuestro yo”.

Poca inversión pública

Según datos brindado por Sanar Nicaragua en base a sus investigaciones «la inversión del Presupuesto Nacional para Salud Pública no se encuentra actualizada desde el año 2015; en ese entonces se enunciaba que, del presupuesto anual de salud, solo 0.8% (86.7 millones de córdobas) es destinado a la salud mental. En un país de 6 millones de habitantes, esto equivale a un gasto anual de 15 córdobas por cada ciudadano y ciudadana y Nicaragua cuenta con un único hospital especializado en atención psiquiátrica, ubicado en Managua. El Modelo de Salud Familiar y Comunitario (MOSAFC); propuesto por el Ministerio de Salud, supone garantizar el acceso a los servicios de salud, sin embargo, este no contempla la salud mental dentro del programa».

Recursos psicoeducativos y de autocuido

Podés visitar los perfiles de Sanar Nicaragua y Las Subersivas, en los cuales encontrarás mucha documentación y un grupo de personas dispuestas a ayudarte e informarte sobre tu salud mental.

Línea de ayuda

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Videos Recientes

Cargando...

Revista digital