Seleccionar página

Jóvenes caribeñas con poco acceso a estudios universitarios

Jóvenes caribeñas con poco acceso a estudios universitarios

Escrito por: Fernanda Contreras Guevara

Ser joven, ser mujer y ser rural en Nicaragua durante el covid-19 es otra realidad, la tasa de inscripción a universidades nacionales de estudiantes provenientes de la Región Autónoma Costa caribe Sur, RACCS, fue el 9,9% del total de inscritos a nivel nacional este dos mil veinte.

Esther proveniente de Muelles de los Bueyes, RACCS, quería estudiar ingeniería agrícola en la Universidad Nacional de Ingeniería, pero no pudo lograrlo ya que no contaba con el permiso de sus padres, que se vieron influenciados por los estigmas sociales, tal como una mujer joven viviendo sola en la capital, y a pesar de haber contado con los recursos para iniciar su carrera fuera de su comunidad, tuvo que tomar la opción de educación a distancia en la carrera de derecho. Actualmente ha puesto su carrera en pausa por la pandemia.

Una tasa tan baja de acceso a educación superior demuestra que es muy difícil recibir preparación profesional cuando se proviene de una zona rural de la Costa Caribe y no se cuenta con recursos económicos suficientes, así mismo cuando se es mujer está latente el miedo de tomar la responsabilidad de vivir sola sin la compañía tradicional de la familia.

Al igual que Esther muchas mujeres jóvenes de zonas rurales, tienen deseos de preparación y crecimiento profesional, pero las limita factores como la distancia de las universidades. En su caso el municipio de Muelle de los Bueyes está a cuarenta kilometros de la universidad más cercana, la cual se encuentra ubicada en la ciudad del Rama, además ofrece una limitada oferta de carreras, y a ciento diez kilometros de la comunidad está Juigalpa donde se encuentran sedes de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, Universidad Nacional de Ingeniería, entre otras universidades privadas.

Entre los obstáculos que enfrentan las jóvenes de este sector, además de la distancia, está la situación económica que no les permite suplir gastos de transporte e insumos académicos, dado que el 83.6% de los jóvenes y adolescentes en RACCS, se encuentran en una situación de pobreza extrema. La Universidad Uraccan recibe parte del 6% del presupuesto nacional para universidades, pero aun así no logra complementar con todas las necesidades de los estudiantes.

Heydi una joven de 21 años, también oriunda de Muelle de los Bueyes nos comenta que al salir de la secundaria trató de continuar con sus estudios, pero no contaba con el apoyo financiero de sus padres y tuvo que trabajar para suplir sus gastos universitarios. Al cabo de unos meses no pudo con el peso de trabajar de lunes a viernes y asistir a clases los domingos, debido a que no le daba tiempo para estudiar. Ahí fue cuando surgió la opción de migrar a Costa Rica, porque expresó no sentir oportunidades de crecimiento en su propio país, ya que las mujeres son vistas como asistentes del hogar.

En Nicaragua el 1,4 % de las mujeres jóvenes de zonas rurales, han aprobado algún año de universidad. Lo que demuestra que el acceso a estudios superiores es casi nulo, pero esto se deriva de problemas sociales mayores, como la débil presencia estatal en zonas rurales de la Costa Caribe, un sistema patriarcal y adultista que las obliga a asumir labores domésticas, por lo cual se ven orilladas a emigrar en busca de trabajo.

Sobre el Autor

3 Comentarios

  1. Marisol

    Excelente escrito pero es una cruda realidad

    Responder
  2. Gary C Gil

    Excelente radiografía de lo que vivimos en la RACCS Nicaragua, gracias a Fernanda por ponerlo en Contexto, si queremos progreso y desarrollo el estado debe de poner en primera prioridad la educación Técnica y superior.

    Responder
  3. Michael

    Esta escrito nos ejemplifica la realidad que se vive en muchas zonas rurales de Nicaragua, ya que el acceso a la educación es limitado.

    Responder

Trackbacks / Pingbacks

  1. Régimen busca priorizar a la Juventud Sandinista en universidades públicas – Revista Cultura Libre - […] Jóvenes caribeñas con poco acceso a estudios universitarios […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones recientes

Revista digital