Oda: la aurora de la Patria

Oda: la aurora de la Patria

Por: Lucas Andrés Marsell

Los que aman a su pueblo cantan de la aurora:

¡están dormidos, no están despiertos,

están vivos, no están muertos,

están aquí, aquí y ahora!

Regresan de la muerte como brote de la tierra,

más fuertes que la peste, que la noche y que la hiedra.

Se unen en un canto que resulta ser un grito,

una oda que a demonios aplasta entre granito.

A las bóvedas del cielo suben los murmullos,

es un pueblo que ha encontrado el camino del orgullo.

A las puertas del infierno se asoman tan urgentes,

son espectros que la patria aborta de su vientre.

Entre piedras y bengalas recuerdas a tu hijo –

presa de una bala, que mordió de su garganta

el canto libre – pajarito.

Ya te traen – Patria – su verdugo, ya lo encuentran en el Carmen,

y te cobras con tu puño la venganza de las madres,

le aplastas la cabeza como aplasta la serpiente

la madre del Divino, al que Herodes – asesino –

persiguió entre inocentes.

Y será ante tu cruz que se rinda la locura,

el genocidio de la noche que con ira nos censura.

Ante tu luz solamente que despierte aquel gigante,

Rigoberto y su pluma, que nos dicen ¡adelante!

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones recientes

Videos Recientes

Cargando...

Revista digital