Seleccionar página

Mi historia

Mi historia

Por: Anasha Yuliana

Mi nombre es Anasha Yuliana Hurtado Téllez, vivo en Sébaco – Matagalpa y actualmente soy estudiante de 5to año concluyendo mi etapa secundaria, mis padres Ignacio Hurtado y Marcia Téllez, ambos siendo docentes de matemáticas, pero solo mi madre es profesora activa, tengo dos hermanos, ambos mayores ante todo siendo mi persona la más importante para ellos debido a que el siguiente año iniciaré mis estudios universitarios. Siempre me he caracterizado por ser una persona fría, tímida en ciertos aspectos, a lo largo de mi corta vida he experimentado muchas situaciones y emociones que han afectado en mí (unas más que otras) sin embargo no me he dejado ganar de lo malo de estas y he aprendido a vivir con ellas, no hace mucho leí un libro donde decía «Los agujeros negros no son tan negros como los pintan” dejándome así mucho que pensar, así mismo de cuestionarme de mi vida y todo lo que ha pasado en ella.

En cuanto a Nicaragua hay mucho de qué hablar, nuestro país siempre se ha conocido como uno pobre, quizás no de naturalezas o culturalmente, pero sí hemos sido muy pobres de pensamiento, lo cual viene afectando en grandes partes a la economía misma, nos hemos estancado a lo viejo y común, hay quienes no han sido capaz de soltar lo viejo a lo que tanto están  aferrados, no hablo de nuestra cultura, está siempre estará presente en nuestra integridad  pero si me refiero a ese pensamiento vago de satisfacción o simplemente rutinario.

Tomando la palabra de la mayoría de los adolescentes nicaragüenses, nosotros nos sentimos  extorsionados  a seguir la misma secuencia antigua, a seguir aferrados al pasado y no querer ver el presente o lo que en realidad es Nicaragua, la verdad me siento decepcionada como nicaragüense, decepcionada de no poder ver un futuro estable en mi vida, de reflejarme como un  servil más, ayudando a que  los millonarios  tengan más dinero y destruyendo mi felicidad poco a poco con tal de poder sobrevivir con mi familia, claro eso si encuentro trabajo, antes de dormir siempre evaluó mis posibilidades de poder estudiar lo que quiero y llego a una conclusión siempre «Si los demás no quieren cambiar el futuro básico que tendrán, tú tampoco podrás» necesitamos  una breve modernización o al menos una estabilidad económica para poder lograr un poco de lo que necesitamos.

Siempre (en lo personal) he soñado con la idea de un país que brinde perfectamente las condiciones de vida, no lo veo tan imposible de lograr pero sí sé que tardará mucho y cuando esto suceda los estándares de vida serán aún mejores y como siempre quedaremos atrás, no sueño con una país perfecto, la perfección no existe, es un criterio que se ha creado para glorificar a los que se creen superiores a uno, un gran ejemplo serían las clases sociales, haciendo grandes a la clase alta y menospreciando a la baja, es algo que toda la vida estará presente por ello no sueño con el trabajo y sueldo perfecto, con la casa de dos pisos con cinco habitaciones, no digo que no quiero tener esas cosas por ello no las clasifico como sueño si no como metas, pero mi mayor sueño es lograr ver la felicidad en todos y cada uno de los Nicaragüenses, sueño con hacer el cambio en todos y no beneficiarme de este y así poder lograr hacer el cambio que tanto quiero con ello ser un país lindo completamente, un país unido, sin miedo  a ningún político que nos quiera dominar la forma de pensar y soñar, un país que no dependa de la «bondad» de otro, un país que crezca cada día más pero principalmente un país donde se puedan criar hombres y mujeres de bien sintiéndose seguros en todo lugar, sin seguir con ese miedo constante de ser asaltado por alguien o incluso maltratado sexualmente con ello llegarán grandes nicaragüenses que serán representantes mundiales para así ser reconocido como lo que podemos llegar a ser  pero no queremos dejar ver «un país unido, lleno de amor y esperanza» .

Sobre la situación actual del país refiriéndome especialmente en el periodo 2018 -2021 tras la crisis política del país, la educación fue perdiendo validez y la sigue perdiendo en la actualidad, no me refiero tanto a los conocimientos que adquirimos si no  especialmente al montón de profesionales mediocres que solo por contar con la militancia sandinista obtienen grandes beneficios incluso mejores trabajos (sin conocer nada de este), esto a diferencia de las personas que si lucharon por culminar su carrera porque si querían ser buenos profesionales pero a nuestro hermoso gobierno no le importa nada más que su gente, incluso si esta no está capacitada.

En la misma educación se nota, los colegios públicos (estudio en uno) muchos maestros prefieren estudiantes por su pensamiento político menospreciando  a los que pensamos diferente, es frustrante saber que mi futuro va a depender de mi pensamiento e ideales políticos, que no van a ver lo que sé o lo que puedo lograr con mi mente, entonces me hago esta pregunta: ¿para qué matarme estudiando si al final van a escoger a los que simpatizantes de su gobierno? es triste reconocer los resultados de las elecciones cuando ni siquiera ha iniciado una votación, es triste callar por miedo a que influya en mi futuro, es triste actuar como si todo estuviera perfecto cuando no lo es, es tristes ver a personas con los mejores conocimientos sin trabajo y ver a grandes inútiles sandinistas con buenos puestos solo por poseer la militancia sandinista, es triste sentirse discriminado socialmente por tu forma de pensar, es triste ver como día a día tratan de ocultar lo que en un momento pasó.

Pero los agujeros negros no son tan negros como los pintan, algún día veremos la luz en Nicaragua, el gobierno tendrá que irse y con él toda su corrupción, llegando así a florecer una Nicaragua demócrata que no ve nada más que tu amor hacia tu país, que no te juzgara por tu forma de pensar, que obtengas lo que con tanto sudor te ha costado hacer y especialmente una Nicaragua que si sea libre respetándose tú pensamiento.

Ser adolescentes en Nicaragua no es tan malo a pesar de todo lo que ha pasado, dejando atrás lo malo y aferrándonos a lo bueno, crecer en un país hermoso como lo es Nicaragua es espectacular, seguir cultivando las creencias y tradiciones de nuestros antepasados, seguir adelante con el pensamiento rígido como algún día lo tuvo Sandino (él quería ser libre, logró la libertad pero él no sabía que en un futuro los papeles iban a cambiar), seguir amando a la poesía como algún día la amo Rubén Darío, quien que nos enseñó la belleza natural en nuevas palabras, así como habla del volcán Momotombo en su famoso poema titulado con el nombre del volcán que en lo personal es mi poema favorito del autor “ser adolescentes nicaragüense no está mal, lo que está mal es que no nos dejen florecer “.

Sobre el Autor

1 comentario

  1. Richards

    Hola, Anasha Yuliana
    Estimada me dio gusto leerte veo lo conciente de la situación sociopolítica, y los anhelos que tiene de una mejor sociedad libre, y desarrollada donde los jóvenes tengan más oportunidades.

    Tiene una visión clara, de lo que ocurre del mal y cuánto afecta son muchos que estarán en las misma pero también no perdamos las esperanzas que se hará justicia, y Nicaragua volverá a resurgir como el Ave fénix y confiemos que veremos salir la luz después del episodio tan negro que vivimos. Peace✌🏻

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Videos Recientes

Cargando...

Revista digital