Seleccionar página

Soñar no cuesta nada

Soñar no cuesta nada

Por: Jeissy Erany Castro Varela, Honduras.

’Vos también podes, mover una montaña entera con la fuerza de tu fe. Mira qué lindo está el país hasta donde tus ojos ven, no podés claudicar, remando juntos llegaremos a la orilla.’’

Guillermo Anderson

Honduras país cinco estrellas desde su territorio montañoso, pueblos mágicos y pintorescos hasta su gente de cálida sonrisa y amabilidad. País único, pero a su vez multicultural y plurilingüe. Algunos pertenecientes a diferentes etnias, diferentes ideologías políticas o religiosas. Pero Todos ‘’Catrachos’’ con un deseo en nuestro corazón vivir en una Honduras mejor llena de oportunidades, llena de paz y serenidad para nuestros niños y niñas. Pero el sueño de todo hondureño y centroamericano de vivir una patria mejor se ve apañada por la corrupción de sus gobernantes siendo una bacteria letal de descomposición en la democracia y violentando a diario los derechos de sus ciudadanos. Pero nuestra juventud llena de fuerza y vigor se ve exhausta de luchar contra una corriente más fuerte que ellos mismos que les impide crecer física, mental y socialmente sanos y libres.

Actualmente el fácil acceso a los medios de comunicación y la información cotidiana acerca de las noticias de su país y en el mundo de manera general; crea una aceptación en los jóvenes sobre la corrupción. Al tener conocimiento de diferentes actos de corrupción cometidos sin ser sancionados por el contrario la mayoría de ellos quedan impunes. En ese sentido los jóvenes podrían interpretar que ser una persona corrupta no trae consecuencias dejando un mensaje negativo para la juventud, mensaje que se vuelve un círculo vicioso. Por eso es necesario la lucha constante en contra de la corrupción ya que vulnera el derecho de los niños y jóvenes a la protección especial.

Se debe tener en cuenta que la corrupción atrasa el desarrollo de un país de manera lenta daña las sociedades. El mal manejo de los recursos públicos impide destinarlos para que accedan a una educación de calidad en todos sus niveles educativos. Los sistemas de educación a nivel mundial están marcados por esta problemática; especialmente en nuestros países centroamericanos al ser países en desarrollo. También cabe mencionar que la corrupción obstaculiza la participación y formación de los jóvenes en el ámbito político. La escasa calidad de seguridad y justicia que reciben nuestros jóvenes, provoca en ellos el deseo de abandonar su patria aquella en cuyos suelos dejan la esperanza de una Honduras mejor, con el paso de muchos personajes políticos incapaces de poder erradicar el problema, por el contrario, crea un sistema público corrupto donde existe el abuso de poder, violencia, impunidad y desigualdad.

El mundo que a su vez está en constante cambio y se encamina a una nueva forma de gobierno autoritario, la socialdemocracia tiene que cumplir un papel importante. Mas sin embargo los jóvenes han perdido interés en el área política. Los jóvenes al tener nos solo la fuerza sino también el conocimiento de sus derechos los hace más aptos para llevar el peso de esta lucha. Los jóvenes al ser mayoría pueden tomar acciones en contra de un sistema autoritario de su país y así mejorar la calidad de la democracia y de vida en su país de origen. La corrupción que limita la participación de sus ciudadanos en el ámbito político y elección de sus gobernantes a causado la poca participación y toma de acciones que frenen este tipo de actos que atropellan los derechos de cada ciudadano.

En los últimos años los índices de migración de los países centroamericanos han incrementado debido a múltiples factores que impiden el desarrollo e los jóvenes en su país, causando así su migración a otros países en busca de una mejor calidad de vida. Entre esos factores podemos incluir la búsqueda de trabajo decente, mejores condiciones de vida, educación y reunificación familiar, así como por razones humanitarias.

La violencia que impera en los países centroamericanos por las maras y pandillas son otra razón por la cual los jóvenes salen de su país. LA poca iniciativa del gobierno en soluciones que logren solventar la calidad de vida y seguridad social de los jóvenes causan un factor influyente en la migración.

Todo joven hondureño o centroamericano vive casi los mismos escenarios en su país la mayoría de nuestros jóvenes se marchan dejando sus sueños y a su vez sus raíces con un sueño de ver desarrollado su país, bajo un régimen de gobierno igualitario y demócrata que vele por el cumplimiento de sus derechos para una futura sociedad sostenible en todos los ámbitos sociales y políticos.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Revista digital