Seleccionar página

Gobernar o ser gobernado

Gobernar o ser gobernado

Por: Jacquie Aparicio, El Salvador.

Pasado el conflicto armado en El Salvador, y los acontecimientos históricos dados en Centroamérica en la década de los 80, nos hemos enfrentado como humanos a situaciones que han modificado los estilos de vida de nuestra sociedad, y es que para realizar nuestros sueños pensamos en lograr el famoso sueño americano, dejando de lado la posibilidad de enfrentar la realidad de nuestro entorno; en el camino perdemos amistades o rompemos vínculos familiares por la creciente e imparable migración en búsqueda de mejores condiciones de vida para los nuestros.

En el camino como jóvenes nos encontramos con el dilema de pensar en lo que realmente queremos en nuestras vidas y si bien es ciertos muchos deciden emprender el difícil paso de ir a otras tierras para lograrlo, existen un gran número de jóvenes luchando por convertir nuestras naciones en lugares libres y encantadores para vivir.

La frase “Los jóvenes son el futuro de nuestro país” cambiada recientemente a “Los jóvenes son el presente de nuestro país” se ha visto pisoteada en un contexto en el que, como personas con derechos y deberes constitucionales, no podemos ejercerlos libremente, ¿Cuántas veces por ser jóvenes nos han negado la voz? ¿Cuántas veces por ser jóvenes no tenemos la credibilidad para emprender un negocio? ¿Cuántas veces por ser joven y defender nuestra opinión somos oprimidos por el sistema por pensar diferente?

Si, somos jóvenes y tenemos la libertad de decidir lo que queremos para construir una sociedad próspera y en paz, tenemos el poder de gobernar al elegir a nuestros gobernadores y exigir impulsar propuestas que generen cambios de impactos positivos y desarrollo, pero nos encerramos en ser simples espectadores y esperar ser gobernados por aquellos que quieren el poder absoluto viviendo con lujos y comodidades a costa de un pueblo manipulado y oprimido, en donde piensas como ellos o utilizan todo su engranaje para callarte y desvalorizar tu opinión por ver las cosas diferentes y pensar en el bien común.

Vivimos acostumbrados a un sistema en donde es común ver como las autoridades policiales, militares y gobernantes hacen a su antojo el uso de las leyes, siempre a su favor y no en pro de la justicia social que se requiere, ¿ hasta cuándo estamos dispuestos a ser gobernados? , hasta cuándo como jóvenes vamos a señalar y enfrentar que no podemos ser utilizados ni manipulados por el simple hecho de ser jóvenes, que también somos seres pensantes, que buscamos una región próspera a costa del esfuerzo y el sudor de nuestra frente, hasta cuando jóvenes vamos a seguir agachando la cabeza en lugar de exigir que nuestros gobernantes sean capaces de entender que todos merecemos un espacio dentro de la sociedad, y que desde nuestros entorno podemos hacer cambios positivos que nos hagan ser partícipes de una sociedad prospera, y entendamos que somos entes productivos y que la diferencia de pensamiento hace la riqueza de nuestras naciones.

 No esperemos a que el tiempo consuma nuestras energías, nuestra fuerza y el vigor de nuestros pensamientos para tomar acción, luchemos por nuestros ideales, luchemos por desarrollar nuestra región, por hacer realidad nuestros sueños, porque somos jóvenes somos tejedores de nuestro destino.

¿Y tú quieres gobernar o ser gobernado?

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Videos Recientes

Cargando...

Revista digital