Seleccionar página

El arte como epicentro de mi voz

El arte como epicentro de mi voz

Por: Isaac Álvarez

“El arte joven de nicaragüense está plagado de una riqueza muy exquisita, cada ser independiente expresa su voluntad de tener voz en pequeños rasgos no muy enfocados a primera vista y una que otra difícil de promover.”

Creo indiscutiblemente que cada persona tiene lo suyo, un mundo en el que divergen pensamientos, imágenes, palabras y cualquier idea en la que pueda ser dotada de ser llamada arte, “yo pienso que no somos cubos grises sino llamas no encontradas”. Sé que muchas veces expresar lo que llevamos dentro se hace difícil y pensamos de una manera hostil, pero sino estuvieran esos baches no tendríamos la satisfacción de una vez que hemos escalado mirar hacia atrás y reconocernos cuanto hemos ido puliendo nuestras habilidades, ya sea la pintura, poesía, teatro, baile, cantar. Etc.

Cualquiera de esta es una expresión individual y única de refractar nuestras almas así mostrando nuestra sensibilidad como un futuro divergente que desea en la gran mayoría de casos seguir una corazonada, porque de ahí se empieza de un pinchazo de querer ser algo, de querer dejar una huella, el placer de crecer y gravitar en el silencio, las personas deben respetar el arte de cualquier persona, alentarlas es un buen comienzo para empaparse de valor y mostrarse como un individuo sentipensante que no separa la razón del corazón.

A menudo no hay un sostén o colchón en la que podamos aterrizar con la seguridad, yo conozco a personas geniales las cuales tiene miedo al rechazo, a la decepción de una crítica que los podría frustra y acabar con esa llama petarda que se tiene que a crecer con el recurso del intensivo de practicar tu arte.

Creo personalmente que las puertas son difíciles de alcanzar pero empezando a aceptar lo que uno va formando y va mirando con ejemplos de grandes personas en que se encuentra inspiración, la vida es una carrera y tú decides si realmente te lanzas con todo y te la juegas, me conjetura mi cabeza cuando algunos de mis amigos que escriben se replantean en una situación donde se degradan así mismos, cuando uno ha pasado por aquellos roces y situaciones similares uno puedo dar una motivación, que no soy profesional, si pero a como digo: “ si uno no disfruta el tránsito, se pierde en el camino” 

El desánimo abunda en escritores, poetas, cantantes, bailarines, pero a los que conozco les alago de lo grande que podrían ser, las personas por naturaleza les hace ser grande un rasgo y ese rasgo no se debe disipar. Es muy fácil decir esto, pero por la concepción de una idea se empieza algo, “El arte es la manera más atrevida de desafiar la vida”. Pienso en esto porque no hay otra realidad más que esa hay que afrontar la vida por todo por todo sino para que alanzarse y sofocarse.

Yo como poeta me aferro al realismo donde encuentro un alivio en las cosas simples donde puedo transformar o narrar cosas cotidianas que no son relevantes tales como una piedra o una minúscula mariposa que se difumina tenuemente en el ocaso naranja que nos baña cada tarde.

Incito a que, si muy adentro de ti empieza a nacer algo, simplemente sácalo sin temor a las ideas ajenas pesimistas, algunas personas solo abren la boca para chiflar los dientes, recuerda si no te tiras de una, mejor no tirarte a conocerte de media.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones recientes

Revista digital