Seleccionar página

Democracia e independencia

Caos y serenidad, hambre, más hambre y ganas de nada.

Teníamos juramentos que pagar,

Eso era lo que nos hacía regresar una y otra vez al mismo lugar,

Recorrer las mismas calles y caminar alrededor de las mismas pisadas,

Cometimos los mismos errores y como serpientes indefensas

A quienes despojaron de su veneno, nos enredábamos bajos los mismos infiernos.

Nos comimos las mentiras, nos tragamos las promesas y nos jodimos la inocencia;

Como hipócritas abyectos hemos comulgado engañados

Dentro del más vulgar y corriente de los cuentos.

Nos ofrecieron héroes y  proezas, hombres de capas en corceles domesticados,

Hombres, que podían domesticarlo todo

Incluidos a nosotros: vos, vos y vos.

Se les olvido contarnos que  nacimos libres,

Que realmente nacimos completos.

Francisco Armas

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Videos Recientes

Cargando...

Revista digital