Comunidad internacional rechaza ley inconstitucional de Ortega

Comunidad internacional rechaza ley inconstitucional de Ortega

Escrito por: Redacción Central

La Organización de Estados Americanos (OEA), Unión Europea y los Estados Unidos de América han expresado su rechazo y preocupación ante la situación que enfrenta Nicaragua debido a las leyes aprobadas recientemente por el régimen Ortega – Murillo.  

Según el comunicado de la Secretaría General de la OEA sobre Nicaragua “La iniciativa aprobada por la Asamblea Legislativa pretende restringir los derechos políticos con el objetivo de limitar la competencia electoral, en un claro atentado a los principios básicos de un estado democrático, de acuerdo a lo establecido en la Carta Democrática Interamericana”.

Así mismo en la declaración del Alto Representante / Vicepresidente Josep Borrell de la Unión Europea “La legislación reciente, como la aprobación de la Ley de Registro de Agentes Extranjeros y la Ley Especial sobre Delitos Cibernéticos, así como el proceso en curso de reforma constitucional para introducir sentencias de prisión perpetua por «delitos motivados por prejuicios» definidos de manera imprecisa, endurecen las restricciones a los derechos civiles y políticos y libertades fundamentales. Además, la “ley de los derechos del pueblo a la independencia, soberanía y autodeterminación por la paz” que busca prevenir las candidaturas de la oposición es un paso más en la intimidación del pueblo nicaragüense, alejando al país del estado de derecho”.

Para el subsecretario de Estado, Michael G. Kozak. La nueva ley del régimen Ortega – Murillo es una “amenaza de Ortega hacia unas elecciones libres y justas en Nicaragua, la cual esencialmente impide a los candidatos de oposición que se postulen para un cargo. Ortega está destruyendo la poca credibilidad que tiene”.

Aprobación de la 1055 “Ley de defensa de los derechos del pueblo a la independencia, la soberanía y autodeterminación para la paz”.

En el momento y de la forma menos esperada, los integrantes de la Asamblea Nacional de Nicaragua, interrumpieron sus vacaciones de fiestas decembrinas para convocar una sesión extraordinaria, en la cual, con 70 votos a favor fue aprobada la ley 1055  “Ley de defensa de los derechos del pueblo a la independencia, la soberanía y autodeterminación para la paz”.

La cual establece que los nicaragüenses que “encabecen o financien un golpe de estado, que alteren el orden constitucional, que fomenten o insten actos terroristas…inciten la injerencia extranjera” etc., serán considerados traidores de la patria y estos no podrán optar a cargos de elección popular.

Según el portal web de la Asamblea Nacional, el sancionado Gustavo Porras, presidente de dicho órgano dijo que esta ley se fundamenta en el artículo N° 1 de la Constitución Política, el cual hizo parte de su discurso de despedida en la que se suponía era la sesión de clausura de la XXXVI legislatura, haciendo referencia a la represión de abril y a las sanciones extranjeras impuestas a él y otros miembros del régimen Ortega – Murillo.

Con esta ley, que entra en vigencia desde su publicación en el Diario La Gaceta, el régimen Ortega limita la participación de la oposición en las elecciones del año entrante, así mismo, negando que las elecciones sean la salida democrática que muchos nicaragüenses esperan desde abril 2018.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Videos Recientes

Cargando...

Revista digital