Seleccionar página

Siega del acero

Siega del acero

Escrito por: Marco González

 

Corre sangre de patria por las calles

Mas no es roja, derramada por balas.

Es blanca como brasas de renacimiento

Y azul como nuestras aguas de vida.

 

Hoy este país suena a unísono palpitar.

Se ha incendiado bagazo de hierro

Purificando la tierra para nueva siembra;

Serán abono más de treinta almas ungidas.

 

No en vano se han perdido semillas.

La gallardía de su defensa justiciera

Enciende los corazones ardidos

Por la prematura siega de su cosecha.

 

Rugama lo inmortalizó en su final.

Ahora comprendo que rendición

No figuraba en un léxico rebelde

Ni en una mesa de diálogo real.

 

Creced semillas y reconstruid.

No es vocación, sino obligación:

Enmendar los tropiezos de padres

Y redimir un legado retorcido.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Videos Recientes

Cargando...

Revista digital