Seleccionar página

¿Cómo podemos cuidar el medio ambiente?

¿Cómo podemos cuidar el medio ambiente?

Por: Mariahn Espinoza

Pensar en el medio común y arquitectura es coexistir, y es que el entorno en el que habitamos esta mayormente conformado de edificios, y eso significa que debemos cohabitar en espacios amigables, que satisfagan nuestras necesidades, pero sobre todo se adecúen al hábitat y nos haga tomar conciencia que como seres finitos no deberíamos complicar la posibilidad de calidad de vida a futuro.

El sector de la construcción favorece a un alto porcentaje de contaminación atmosférica usando maquinaria pesada para transportar el material, lo que emite dióxido de carbono (Co2) uno de los peores gases enemigos que perjudican al efecto invernadero, concentrando las radiaciones solares y no dejándolas salir, provocando que la temperatura aumente progresivamente, está claro que para poder adaptarnos en la tecnología de vanguardia y poder construir de manera idónea estamos inmersos en el uso de la energía, pues en este caso a la hora de hacer las acciones de la obra, o en la fabricación de materiales de construcción, esta incrementa hasta un 39% de Co2, a esto sin aumentarle el desperdicio de materiales valiosos por la irresponsabilidad de no reciclar convirtiéndose estos en residuos vertederos.

A nivel macro el alumbrado público es un problema tanto visual como estético, el uso desmedido de incorrectos focos, las aguas residuales, el sistema de alcantarillado, la contaminación acústica, de aire y de agua, entre otros problemas ambientales que van disminuyendo la eficacia de vida y deteriorando al medio ambiente. El reto como ingeniero, constructores, arquitectos debería ser la concientización de estos problemas ambientales, y buscar soluciones ya que, cada labor de obra tiene una huella desde la materia prima que elegimos, los métodos que usamos, hasta lo que se edifica.

El futuro debe ser sostenible, hay muchos países que hoy día tienen programas y fondos gubernamentales para construir con productos de menor impacto ambiental, como profesional comprometido con el edificar espacios de confort, considero que la arquitectura es una pieza clave para cuidar al medio común a no seguir deteriorándose, y la pregunta es: ¿Cómo?

Está claro que no se pueden detener las construcciones, pero tiene que existir un equilibrio en la tecnología moderna, que nos permita habitar en lugares sustentables, mejorando las circunstancias vitales y pensando en la existencia de vida futura.

El lugar donde se decida emplazar un edificio debe formar parte de un análisis de entorno, ya que, por ejemplo: los edificios que se orientan al sur y que son construidos con materiales transparentes transmiten radiaciones solares a través de su fachada para aportar energía al diseño.

Los edificios que están dirigidos al norte evitan que el calor se pierda fácilmente por lo que un sistema de aislamiento como persianas, contraventanas es la energía que se necesita en el interior.

El uso adecuado de sistema de ventilación e iluminación es parte de ser sostenible, ya que construido de la manera y dirección correcta brinda un buen confort térmico, los ventanales evitan el problema de moho y de humedad, se puede hacer uso de paneles solares fotovoltaico para reducir el consumo de energía y esto se vuelve un sistema más económico, en el caso de la iluminación está comprobado que el uso de luminaria led tiene un menor impacto ambiental, ya que consume menos energía y tiene un tiempo de vida útil más largo.

La elección de materiales duraderos, a la hora de diseñar debería ser de manera responsable; Para reducir los desechos que se produzcan mientras se desarrolla la obra, y a su vez, además de ser funcionales, sean eficaz aumentando el tiempo de vida del edificio; hoy en día se usan materiales como la fibra celulosa que está compuesta de papel reciclado, esta se puede adherir al hormigón y ser un buen aislante natural, y térmico. Las construcciones modernas tienen el concepto del uso del vidrio siendo el único material 100% reciclado es recomendado ya que, además de sus características físicas y mecánicas crea menor impacto ambiental, y crea un espacio con transparencia y buen carácter formal.

Así mismo la tecnología de hoy día nos permite considerar una gamma de acabados a través de pinturas ecológicas como; la cal, el silicato, la arcilla, pinturas de origen vegetal entre otros tipos de materiales que pueden llegar a ser un buen complemento de refuerzo para paredes, suelos industriales, pavimentos, losas, paneles, y que además de ser sostenibles son biodegradables.

Hay tantas maneras en las que desde nuestras viviendas podríamos cuidar al medio ambiente, la sustentabilidad adquiere compromiso con la economía y que mejor hecho que una idea que la recolección de aguas pluviales por medio de colectores siendo esta una técnica que se utiliza para conservarla, utilizándose en los espacios habitados y desviándolas a un depósito de agua subterránea, que se deja extraer del subsuelo y con ello se permite su recuperación haciendo un ciclo de renovación.

Esto no está escrito únicamente a persona que estén inmersos en el ámbito de construcción, es para todos; no podemos “cuidar al medio ambiente” solamente reciclando, no botando basura, ahorrando agua… ¡No!, esto va más allá de la emisión excesiva de co2 y de cómo las instituciones no se involucran en el diseño de ciclovías para una reducción de estos gases. Esto va enfocado a las generaciones futuras, el termino arquitectura y medio ambiente debe estar arraigado al confort y la sustentabilidad. El hoy debería a comenzar a ser sostenible, porque el hoy es la salvación del futuro de la existencia humana coexistiendo en el medio ambiente.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones recientes

Videos Recientes

Cargando...

Revista digital