Seleccionar página

Testimonio de mi participación 

Testimonio de mi participación 

Por: Yunova

Varios de mis amigos andaban haciendo las convocatorias de las primeras marchas por la quema de Indio Maíz, yo compartía las convocatorias en mis redes sociales porque no podía asistir en esos horarios, tenía clases en el hospital. El 18 de abril llegué de clases y miré que a mis amigos los estaban golpeando los de la juventud sandinista en Camino de Oriente, y me dio mucha impotencia. Fue una mezcla de emociones y no sabía lo que iba a pasar al día siguiente. De inmediato comencé a organizar por medio de un tuit, un grupo de estudiantes de medicinas para ser “brigadas clandestinas” y había chavalos de todas las universidades que tenían medicina fue increíble. 

Recuerdo que fui a toda la primera marcha, la cual fue masiva el 23 de abril de 2018 y que finalizó en la UPOLI. Era como una manera de vivir. Hasta su kit tenía uno para ir marchar. 

Hay recuerdos bien agridulces, por un lado, se me vienen los recuerdos de ver a tanta gente realmente unida por un mismo objetivo, aquel mar azul y blanco me hace emocionarme de nuevo y las consignas. No importaba la edad, todos queríamos que se fueran los Ortega – Murillo. Pero también recuerdo momentos de pánico y en especial la marcha del 30 de mayo en conmemoración a las madres que les habían asesinado a sus hijos. No saber si la próxima víctima sería uno, solo mirábamos pasar a los heridos, las ambulancias, la gente con miedo, las madres angustiadas. En ese momento tenía a cargo a los estudiantes de la Agraria. Recuerdo mi desesperación por encontrarlos vivos y libres, era la prioridad. Realmente a casi 4 años, le doy gracias a Dios porque puedo compartir esto con ustedes.

Realmente quería un cambio, sentía el dolor de mi país y de la gente que había sido víctima directa. Se metieron con la generación equivocada, muchos decían que a los jóvenes no nos interesaban nada, que las redes sociales y nuestro mundo. Pero no fue así, una lucha que juntó muchos sectores de la sociedad que jamás nadie imaginó que existiría.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones recientes

Videos Recientes

Cargando...

Revista digital