Seleccionar página

Pensar y repensar Nicaragua

Pensar y repensar Nicaragua

Escrito por: Redacción Central

El foro dio inicio destacando el compromiso de corazón y la solidaridad desinteresada de los y las nicaragüenses en este contexto social tan difícil, donde incluso, el colaborar con los damnificados es visto como un crimen.

Ricardo Baltodano, miembro del grupo de reflexión de excarcelados políticos y Macuto, colaborador de Cultura Libre, fueron los encargados de dirigir este cuarto foro intergeneracional en el cual se discutió sobre el cambio de cultura política como un proceso hacia la democracia.

Macuto dirigió el conversatorio instruyendo la diferencia entre memoria histórica y memoria colectiva, siendo esta última un abordaje desde distintos ángulos sociales, lo cual ayuda y es clave para encaminar procesos democráticos e inclusivos.

Para Ricardo, la cultura política de Nicaragua esta viciada, desde hace muchos años, donde los “medicamentos han sido peor que las enfermedades”, arrastrando a través del tiempo rasgos antidemocráticos que se han normalizado.

El desinterés político y la conformidad de solo querer resolver los problemas a corto plazo, han creado una visión simplista de la historia, no tomando en cuenta otros factores de análisis. Haciendo de la generalización un proceso normal.

Según Baltodano, la falta de análisis y conocimiento de la historia, han causado un sesgo de la misma, pues la población se queda con la percepción social o incluso con los mitos construidos por la propaganda política. No es suficiente conocer lo que dicen los medios. Para la construcción de una cultura política democrática, se necesitan estudios a profundidad sobre factores sociales, económicos, etc.

Ambos invitados concordaron que, Nicaragua lleva muchísimos años con una cultura política viciada, donde se ha permitido caudillismo, nepotismo, amiguismo y culto a la personalidad, creando así un circulo vicioso de dictaduras que no permiten una visión amplia para la reconstrucción de la cultura política.

Para lograr verdaderos cambios se necesita que el pueblo se involucre y dejen de pensar en el bienestar como un supuesto individual, pues esos problemas pueden ser resueltos desde la unión y colectividad.

También, Baltodano mencionó el culto a la personalidad y la idealización de “héroe” de los gobernantes, ha causado en la población una desconfianza en el poder del voto, negándose como sociedad, la oportunidad de realizar cambios sociales desde la colectividad y unión.

Además, Baltodano opina que Nicaragua esta en un momento idóneo, pues por primera vez en muchos años, el colectivo está unido con un objetivo en común.

En conclusión, los invitados piensan que en Nicaragua si se puede cambiar la cultura política, pero se necesita de estudios a profundidad de la historia para evitar repetirla, identificar los errores para cambiarlos y también se necesita organización y participación ciudadana valiente.

Los espacios de participación social son parte del proceso para buscar la democracia, por ello, desde Cultura Libre creamos estos foros para que podas aprender y ser parte del cambio. No te perdás los próximos foros sobre memoria histórica a través de nuestra página de Facebook.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Videos Recientes

Cargando...

Revista digital