Seleccionar página

Buscando refugio para los sueños

Buscando refugio para los sueños

Por: Emmter

Dos hermanos y un Norte ya trazado, toca partir para cumplir los sueños que el maldito dictador se ha robado,

lo meditaron y concluyeron que lo mejor era irse, decepcionados por la situación que en el país persiste, se marcharon.

Yo no estaba ahí, pero siempre sentí que estuve con ellos, acompañando sus corazones golpeados y cansados,

hartos de tanta injusticia que OrMu sigue al pueblo recetando, quieren progresar, y en Nicaragua no se está avanzando.

Por eso, jalaron para arriba a buscar el famoso sueño americano, del que tanto ya les habían hablado, decidieron intentarlo,

con un Ángel desempleado, y un Denis empleado, pero muy mal pagado, y todos los anhelos obligatoriamente pausados.

El camino no fue fácil, ni corto, para nada, mucho lo sufrieron, presos estuvieron hasta que los hechos se esclarecieron,

ha valido la pena el riesgo, están viviendo el sueño y van por más, porque están en un país que les permite ser y vivir sin miedo.

Dos cerebros que se fugaron obligados, dos mentes más que no tuvieron otra opción más que atreverse a empezar de nuevo,

dos hermanos que me han dado una lección de hermandad y familia, dos exiliados más que buscan refugio para sus sueños.

No sé dónde nos toparemos, dónde quiera el destino que nos encontremos, mis hermanos, pero sobreviviremos

a lo que sea que nos enfrentemos, así como ustedes lo hicieron en aquel frío y eterno desierto, lo lograremos,

le demostraremos a ese par de dictadores que nuestros sueños no murieron, sólo se movieron y se cumplen en tiempo récord,

quizás no dónde queremos, pero es lo que hay por el momento, disfrutemos, ustedes son un gran ejemplo.

Estas letras van por ellos, por los que llegaron y están viviendo el sueño, por los que nunca pudieron llegar, y por los que lo siguen intentando, Dios los lleve con bien migrantes hermanos.

Esta es la historia de dos hermanos nicas, Denis y Ángel, más podría ser tuya, mía, de él o ella, le podría pasar a cualquiera,

no importa el destino o el camino, la vida se nos resetea cuando tenemos que empezar de cero en una tierra que no es la nuestra.

Y nunca olvidemos que, en algún momento de la historia, todos fuimos migrantes a través de nuestros ancestros,

la Tierra no tiene dueño, las fronteras son del humano otro invento, de cualquier visa todos deberíamos estar exentos.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones recientes

Videos Recientes

Cargando...

Revista digital