ABC diario de un político corrupto nicaragüense

Por: Fulano de tal.

A: Aumentar sus riquezas personales.

B: Buscar nuevas excusas para sus faltas.

C: Cuidar los intereses de sus superiores.

D: Dar por sentado que todos creemos sus cuentos.

E: Evadir los medios de comunicación no ofi­cialistas.

F: Fingir que todo está bien.

G: Guardar con doble candado la verdad sobre la realidad.

H: Huir de las confrontaciones públicas.

I: Imponer sus ideas por muy absurdas que sean.

J: Jurar y perjurar que todo está bien.

K: Kilométricos discursos llenos de palabrerías y vacíos de contenido.

L: Lucirse para acumular méritos para su posible “segura” reelección

M: Mentir sin descaro alguno en cada una de sus pocas apariciones.

Y así podría seguir, diciendo mil y un defectos sobre los políticos en Nicaragua. Pero, estudio en un colegio público, y pues, gracias a todos los feriados, a todos los viernes libres por capacitaciones de los profesores, a los constantes actos o­ficialistas y las salidas temprano casi todos los días. Ni siquiera me sé todo el abecedario.

 

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones recientes

Videos Recientes

Cargando...

Revista digital